Del cine como una de las bellas artes.

Por Marcelo Stiletano | LA NACION

De todas las películas nominadas al Oscar 2014, la única que estaba en deuda con el público argentino era Mr. Turner, de Mike Leigh. No alcanzó el premio en ninguna de las cuatro categorías (fotografía, vestuario, diseño de producción y música original) en las que era candidato, pero dejó en el público argentino, que conoce bien la filmografía del cineasta, la clara sensación de una deuda pendiente. Ahora, de la manera más apropiada, esa cuenta se salda. La obra del gran pintor británico podrá verse por fin… en el Museo Nacional de Bellas Artes.

La novedad es que Turner no estará visible en alguna galería o pared. Sí lo hará dentro de la sala en la que funcionará a partir del 15 de mayo el Cine Amigos del Bellas Artes, organizada por la Asociación Amigos del Museo, y que promete instalarse de aquí en adelante desde la avenida Figueroa Alcorta al 2200 como uno de los puntos de referencia del cine clásico y de autor en la ciudad.

En una sala restaurada y digitalizada, con capacidad para 240 personas, Mr. Turner podrá verse hasta el 31 de mayo los viernes, sábados y domingos, y seguirá en cartel todos los viernes de junio. El resto de la programación inicial (siempre de viernes a domingo) contará este mes con un programa de cine negro francés, una retrospectiva de la etapa mexicana de Luis Buñuel, títulos animados del Festival de Annecy, una mirada a la actualidad del cine croata y cortos clásicos experimentales con música en vivo. Para más adelante, se anuncian ciclos completos dedicados a Woody Allen, Tim Burton, Miyazaki y Chaplin, junto a nuevos estrenos. Con su casi vecino, el Malba, esta feliz iniciativa define al cine como una de las bellas artes.

VER ONLINE