UN PERRO ANDALUZ, de Luis Buñuel

725(Un chien andalou, Francia, 1929).

Con Simone Mareuil, Pierre Batcheff, Salvador Dalí, Luis Buñuel y Jaume Miravitlles.

Duración: 17’.

Radicado en París, Buñuel se había acercado al cine como consecuencia de su admiración por las obras de Eisenstein, Lang y Murnau. Con escasa experiencia técnica y con un presupuesto muy limitado, se lanzó a realizar la cinta que se convertiría en el manifiesto fílmico del surrealismo. Un perro andaluz tuvo uno de los procesos de producción más originales e irrepetibles de la historia. En palabras del propio director, “la película nació como la confluencia de dos sueños”. Salvador Dalí lo invitó a pasar unos días en su casa y al llegar, Buñuel le contó un sueño en donde una nube cortaba la luna, mientras un cuchillo cercenaba un ojo. Entusiasmado, Dalí le dijo que él había visto en sueños una mano llena de hormigas. La idea de hacer una película a partir de esas imágenes les pareció fascinante y en seis días tenían escrito el guión.

Un perro andaluz fue estrenada el 6 de junio de 1929 en el cine  Studio des Ursulines de París y está considerada la película más significativa del cine surrealista.