OCTUBRE
Amistad y poesía: la utopía de Percy Adlon

Con la colaboración y el auspicio del Instituto Goethe de la Argentina, el Cine Bellas Artes presenta una selección de filmes del notable realizador bávaro Percy Adlon. Entre los directores alemanes que mayor éxito internacional lograron en los años ochenta, su nombre merece una atención especial. Aunque logró tener un enorme éxito comercial en 1987 con Bagdad Café -lo que le permitió también trabajar en los Estados Unidos-, gran parte de su obra nos es desconocida. Lo que es injusto, dado que entre sus películas aparecen trabajos de enorme importancia como su opera prima cinematográfica Celeste, que causó un fuerte impacto en el Festival de Cannes de 1981. Adlon, nacido y criado en Baviera, ha tenido muchos intereses, desde la música y la plástica hasta la actuación, antes de recalar en la televisión como realizador de documentales. Desde su debut en 1970, realizó para la Bayerischen Fernsehen -la cadena regional bávara- más de 150 producciones antes de realizar el bello docudrama Der Vormund und sein Dichter (El guardián y su poeta), centrado en los últimos años de vida del escritor Robert Walser. Ese filme muestra la matriz de sus ficciones, que muchas veces giran alrededor de un artista o de la literatura: la amistad inesperada entre personas que no podrían estar más alejadas en el mundo. Es lo que pasa entre Marcel Proust y su sirvienta, entre Walser y su protector, entre una mujer alemana y la dueña de un bar perdido en el desierto americano, entre Sophie Scholl y Else Gebel, entre la empleada de una funeraria y un trabajador de subterráneo. Hay, en todas estas películas -incluso en aquellas que se desarrollan en un contexto trágico- una apelación constante a la poesía de las imágenes y al optimismo, como si Adlon creyera que hasta el peor de los males de la Historia pudiera ser corregido por intermedio del arte.

Leonardo M. D’Espósito-Curador

 


FILMS PROGRAMADOS

Der Vormund und sein Dichter (El guardián y su poeta)
Alemania, 1978
Dirección: Percy Adlon
Duración: 89′

De 1936 a 1956, el escritor y editor Carl Seelig fue el tutor legal y guardián del poeta Robert Walser, a quien se había condenado como enfermo mental. Adlon toma las memorias de Seelig y construye un relato de esa amistad rarísima entre un hombre que prácticamente se negaba a comunicarse con su tutor y otro que admiraba a un auténtico artista que sería descubierto como tal mucho más tarde. Hay también -tema recurrente en la obra del cineasta- una exploración entre la excepcionalidad mental -que no enfermedad- y el talento estético, todo realizado con la amabilidad de bellos paseos.


Celeste
(Alemania, 1980)
Dirección: Percy Adlon
Duración: 107′

En 1914, el escritor Marcel Proust contrata a una mujer, Céleste Albaret, como su gobernanta. La relación entre ambos dura ocho años, aquellos en los que Proust culmina En busca del tiempo perdido, y en el que Céleste pasa de ser una callada asistente a una especie de musa, una inspiración, una devota lectora. El film, de una delicada puesta en escena, es sobre la devoción por el arte y el trabajo del artista, y también es el retrato de una amistad que desafía cualquier lugar común.


Fünf Letze Tage (Los cinco últimos días)
(Alemania, 1982)
Dirección: Percy Adlon
Duración: 112′

Else Gebel espera un juicio por tener propaganda anti-nazi consigo. Empleada por la Gestapo en un centro de detención, es alojada en 1943 con la joven Sophie Scholl, que participa de la resistencia al régimen y será condenada por eso. La película muestra el lazo que las dos mujeres tejen en esos cinco días que separan a Sophie de su destino, una relación construida por gestos simples y una identificación cálidad que se comunica con absoluta sencillez al espectador. El arte, nuevamente, establece un puente entre los dos caracteres.


Zuckerbaby
(Alemania, 1985)
Dirección: Percy Adlon
Duración: 86′

En esta comedia de costumbres a la que no le falta poesía, Adlon muestra cómo una mujer poco sociable, empleada en una funeraria, comienza a interesarse de modo casi voyeurístico por un empleado de subterráneo. Su obsesión la lleva a saber cada vez más de él y a planear un encuentro romántico que será no solo un horizonte de esperanza, sino la posibilidad de cambiar su desconexión del mundo por algo más rico. Nuevamente la relación entre personajes casi opuestos aparece como motor para un lazo que, en este caso, va más allá del amor o el erotismo.


Bagdad Café
(Alemania, 1987)
Dirección: Percy Adlon
Duración: 108′

El mayor éxito en la carrera cinematográfica de Percy Adlon es, también, su film más optimista y utópico. Una turista alemana (Marianne Sägebrecht, estrella de Zuckerbaby) se pelea con su marido y queda sola en un hotel perdido en medio del desierto de Mojave. Extraña en un mundo extraño, comienza a relacionarse con la dueña del lugar (CCH Pounder) y con los coloridos y un poco excéntricos habitués, con quienes se termina conformando una comunidad libre y solidaria. Más allá de que el tema “Calling you” se volvió éxito mundial (y nominado al Oscar) también incluye una de las mejores y más conmovedoras actuaciones del extraordinarion Jack Palance.