Kiss & Cry

Francia, 2017
Duración: 80′
Dirección: Lila Pineu y Chloé Mahieu

A los quince años, todo es complicado. Competir en patín artístico, soportar la presión que ese tipo de deporte implica, enfrentar los cambios en el cuerpo, ver cómo todo se da vuelta por culpa y gracias a las hormonas, vivir en un régimen casi espartano en busca de una excelencia casi imposible, y encontrarse con otras chicas, también. Esta película deportiva es además un perfecto ejemplo de ese género que los estadounidenses llaman “coming of age”, películas de maduración y crecimiento que se narran especialmente desde la adolescencia. Es, también, un film luminoso y bello, rodado con una aparente espontaneidad que complementa una precisión narrativa total.