Terre Battue

Francia, 2014
Duración: 95′
Dirección: Stéphane Demoustier

Un padre y un hijo: el padre quiere que su vida -económica especialmente- sea más fácil; el hijo de once años, ingresar a la escuela de tenis de Roland Garros. Ambas cosas son complementarias, ambas cosas son difíciles y para ambas los personajes han de enfrentar dilemas éticos y morales, aunque están listos para lograr lo que se proponen de cualquier manera. El film es una comedia y es un drama, es parte de la tradición de la picaresca y es, también, un retrato impiadoso del culto al éxito material de las últimas décadas. Por encima de todo esto, Terre Battue es -central, porque articula todo- una gran película deportiva que cuestiona también el concepto de “familia” a través del prisma de la competencia constante.